Browse By

Ricard Camarena y Amstel Radler presentan ‘El sabor del verano’

  • El Premio Nacional de Gastronomía y la cervecera proponen una receta maridada que explora los límites y coincide con el espíritu aventurero de los días estivales. Una creación culinaria que podrá disfrutarse en uno de los restaurantes de Camarena, Canalla Bistro, y en su servicio delivery, con la colaboración de Amstel, durante el mes de julio.
  • Notas cítricas, dulces y picantes, un contraste de texturas crujientes y cremosas, además de una sorprendente combinación de sabores en la ‘Flor de calabacín rellena en tempura de Amstel Radler’ (fotogalería, receta y maridaje disponibles).
  • Amstel Radler y Camarena también ponen al servicio de los amantes de la cocina la receta para renovar sus menús y preparar esta propuesta, que ofrece una mirada atrevida a los productos de proximidad, con carácter innovador y perspectiva sostenible.

CamarenaCon la llegada de la estación más cálida del año, hace falta una dosis extra de frescor, mental y físico, que es lo que propone ‘El sabor del verano’. Se trata de la nueva creación de Ricard Camarena y Amstel Radler. El Premio Nacional de Gastronomía y ‘Cocinero del año’ en la última edición de Madrid Fusión, une fuerzas con Amstel Radler para presentar una receta maridada, que explora los límites y entronca con el espíritu aventurero de los días estivales.

La nueva propuesta va a estar en la carta de Canalla Bistro durante el mes de julio, incluyendo el sorteo de una cena para dos personas entre quienes la prueben y suban una foto a Instagram, etiquetando al restaurante y a Amstel, además de usar el hashtag #elsabordelverano. También estará disponible en el servicio delivery y todos los jueves de julio, los clientes recibirán gratuitamente dos Amstel Radler Tostada 0,0 cuando hagan la comanda de esta nueva creación.

Se trata de ‘Flor de calabacín rellena en tempura de Amstel Radler’, una receta que invita a romper las ideas preconcebidas, echando una nueva mirada a los productos de proximidad. “Todo el mundo conoce el calabacín, una verdura que ahora está de temporada. Pero en España no se suelen tomar cuando acaban de florecer y todavía son pequeños. El sabor se concentra en una pulpa mucho más consistente y se pueden aprovechar los pétalos de su flor, que invitan a abrir la mente y jugar con ellos en la cocina”, asegura el cocinero.

Es el mismo carácter innovador de la cervecera, pionera en introducir en España la costumbre típica de Baviera (Alemania), consistente en mezclar cerveza con limonada para ofrecerla en sus paradas a los numerosos ciclistas de la zona. Pero Amstel quiso llevarla a ‘el sabor de hacerlo bien’, con su característica apuesta por lo auténtico y natural. Su receta tiene 40% de Amstel Original, una lager 100% malta, y un 60% de puro zumo de limónEl resultado es Amstel Radler, una bebida natural, refrescante y de baja graduación, que ha creado escuela y ha seguido evolucionando, con su versión 0,0 y con Amstel Radler Tostada 0,0. Esta variante,  satisface a los amantes de la malta tostada y las cervezas con cuerpo, al tiempo que añade un toque de lima al zumo de limón. El resultado es una bebida sin alcohol, muy refrescante y equilibrada, que da un toque moderno y personal a la tradición alemana.

Ante el reto de elaborar una propuesta de maridaje para este verano, la creatividad de ambos entra en acción. “Nada es casual cuando preparas una asociación como ésta. He intentado ser fiel a mi filosofía de usar alimentos sencillos y saludables, con guiños a la tradición porque nada es más básico que cocinar los ingredientes directamente sobre el fuego. Pero también he pensado en romper las asociaciones clásicas para que la gente pueda reproducir una receta que es muy fácil de hacer, pero que resulta muy sorprendente cuando la pruebas”, señala el cocinero.

Sánchez ha optado por una cerveza perfecta para el verano. Con muy bajo grado alcohólico, apenas un 2%, Amstel Radler tiene un alto contenido en minerales y nutrientes, gracias al zumo natural de cítricos que incorpora. Una receta que deriva de la tradición alemana de ofrecer a los ciclistas (radler) esta mezcla de limonada con cerveza para refrescarse tras el esfuerzo físico. “Es una opción perfecta para los días calurosos, tremendamente refrescante, fácil de beber y con un sabor muy interesante gracias a nuestra receta de zumo de cítricos, que es única. Todo un desafío a la hora de proponer un maridaje”, comenta el maestro cervecero.

Fruto de la colaboración entre ambos es la ‘Berenjena a la llama con bonito en aceite y vinagreta de cacahuetes y altramuces’ maridada con Amstel Radler. Una asociación tan inesperada como perfecta.

‘FLOR DE CALABACÍN RELLENA EN TEMPURA DE AMSTEL RADLER’, POR RICARD CAMANERA

Ingredientes (4 personas):4 flores de calabacín

Mezcla de quesos:

  • 75 gr de requesón
  • 75 gr de queso curado rallado
  • 75 gr de mozarela
  • 2 cucharadas de postre de guindilla picada
  • 1 cucharada sopera de mezcla de hierbas (en la misma proporción, hierbabuena, eneldo y cilandro picados)
  • Un pellizco de chile en polvo
  • Un pellizco de sumac en polvo

Masa para la tempura de Amstel Radler:

  • 33cl de Amstel Radler
  • 1 huevo
  • 250 gr de harina común
  • Un pellizco de sal
  • Un pellizco de azúcar

Vinagreta:

  • 1 cucharada sopera de mezcla de hierbas (en la misma proporción, hierbabuena, eneldo y cilandro picados)
  • 1 cucharada de postre de jalapeños picados
  • 30 gr de calabacín crudo laminado
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón natural
  • Un pellizco de sal
  • Un pellizco de chile en polvo

Opcional: crema holandesa para acompañar

Preparación (20 min) 

Lavar, secar y reservar las flores de calabacín

En un bol, poner los quesos (mozarela fresca, queso curado rallado y requesón) y trabajar con las manos hasta conseguir una mezcla consistente. Añadir las especias, el picadillo de guindilla y la mezcla de hierbas.

Poner el relleno en una manga pastelera e introducirlo en las flores de calabacín. Unir las puntas de los pétalos para cerrar y reservar.
Calentar aceite de oliva virgen extra para la fritura.

En paralelo, mezclar los ingredientes de la tempura de Amstel Radler para conseguir una masa líquida, pero de cierta consistencia, donde bañaremos boca abajo las flores de calabacín rellenas, sujetándolas por el final de la verdura.

Freír las flores rebozadas, evitando el contacto entre ellas y dorando todas sus caras para generar una capa crujiente que contenga el queso bien fundido en el interior. Reservar en una fuente con papel absorbente.

Sobre un plato, disponer las flores en tempura de Amstel Radler y hacerles un corte longitudinal. Verter encima la salsa holandesa y la vinagreta, al gusto. Decorar con sumac en polvo y el picadillo de hierbas.

Una vez completada la presentación, servir a temperatura ambiente, acompañado de una Amstel Radler bien fría.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *