Browse By

El Ministro del Interior ignora y desprecia el Consejo de la Policía

La noticia respecto a la reorganización de la cúpula de la Policía Nacional puede agradar más o menos a los policías y a la opinión pública si se considera que la decisión de poner fin a la “figura” del Director Adjunto Operativo en la Policía Nacional, confirma y deja en manos de un mayor control de los políticos a la institución policial o como así se sabía, elimina un puesto que también era de evidente control político, pero menos controlable por determinados sectores. Pero es que, a criterio de la Agrupación Reformista de Policías, lo más grave de dicha decisión contiene dos errores con una trascendencia de incalculables consecuencias.

1º El primero de ellos es el de haber tomado el Ministro del Interior una decisión tan importante que afecta a tantos policías, habiéndose desarrollado en secreto y sin la participación de los sindicatos policiales que deben ser los conocedores y freno de decisiones que afecten al devenir de los funcionarios.

2º El Consejo de Policía, las reuniones de los sindicatos representativos policiales con el Ministro y el contacto continuo en el que se dejan ver fotografiados, parecen no servir para nada, cuando de temas de importancia se deben tratar.

Los sindicatos policiales representativos han demostrado en su reacción ante dicha decisión que sólo sirven para que se compruebe la nula voluntad de presión que ejercen, al desprecio al que son sometidos y la incapacidad desde hace mucho tiempo para conseguir aspectos relevantes para mejorar las condiciones de los policías.

ARP es un sindicato perfectamente legalizado, independiente, reformista y progresista, realmente reivindicativo, pero al que de momento se nos recuerda en determinadas jefaturas, que no somos representativos por no formar parte de ese Consejo de Policía obsoleto y que con su reciente decisión, ha dejado incapacitado de hecho el Ministro. Una decisión que no nos ha afectado porque afortunadamente no somos parte del “florero” en el que se ha convertido ese órgano que debe ser revisado de inmediato.

ARP ha sido agredido por el sindicato ganador de las últimas elecciones al Consejo de Policía en su derecho a darse a conocer ante miles de funcionarios en las distintas plantillas policiales, en evitación de que conozcan nuestras demandas y nuestras críticas de verdad a la situación actual de la policía, y algunos mandos policiales participes de ello, han sido ya citados en sede judicial.

Si ARP tuviese el soporte y potencia de la afiliación de los sindicatos policiales representativos ya estaríamos preparando la salida al Paseo de la Castellana en Madrid, para explicarle al Ministro del Interior que, la policía como Institución no es moneda de cambio de partidos o decisiones políticas de los ministro de turno.  Menos escritos y pataleo, y más acción sindical real, que desde hace ya bastante años parece ser que la única razón de existir de determinados sindicatos es perdurar, aunque sea a base de comprar votos en las elecciones, y no arriesgar nunca con medidas a favor de los policías.

El Ministro del Interior Sr. Zoído, con esta reforma y su decisión de no haber dado participación a los denominados sindicatos representativos, avala la tesis de ARP de que los policías nos encontramos en una clara discriminación con respecto a otras policías del país y del resto del funcionariado estatal, y en la más absoluta marginación en materia de representación sindical con el resto de los países de la UE, tenemos un retroceso de más de treinta años que obliga a establecer un marco de representación sindical distinto al actual.

Órgano Coordinador de ARP


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *