Betway-Casino-ES-2018-Welcome-Banner

Browse By

El centro cultural Las Clarisas acoge la presentación de las memorias de Josefina Manresa

 Antonio Gutiérrez, ex secretario general de CC.OO., ofrece una auténtica lección sobre los valores cívicos al hablar del libro “Recuerdos de la viuda de Miguel Hernández”

Los recuerdos de Josefina Manresa, esposa del poeta Miguel Hernández, sirvieron ayer de hilo conductor para realizar todo un alegato en pro de la justicia y la libertad en boca del ex secretario general de CCOO, Antonio Gutiérrez. Invitado por el Ayuntamiento ilicitano para presentar la publicación de las memorias de Josefina, Gutiérrez dio una auténtica lección de valores cívicos y de respeto al espíritu democrático, marco de nuestra convivencia. El acto tuvo lugar anoche en el centro cultural de Las Clarisas, y contó con la presencia del alcalde de Elche, Carlos González, del concejal de Hacienda y Recursos Humanos del Ayuntamiento de Orihuela, Rafael Almagro, y del Senador de Ciudadanos por la Comunidad Valenciana, Luis Crisol.

El centro cultural Las Clarisas fue escenario de un entrañable homenaje a Josefina Manresa, esposa del poeta Miguel Hernández y musa de su inspiración poética. En el marco de los actos conmemorativos del 75 aniversario de la muerte del poeta organizados por el Ajuntament d´Elx, se presentaron las memorias de Josefina, sus “Recuerdos de la viuda de Miguel Hernández” de la editorial madrileña Ediciones De la Torre, con prólogo de Alfonso Guerra. El Ayuntamiento ilicitano invitó para la ocasión al que fuera durante los años 90 Secretario General de CCOO, Antonio Gutiérrez. Ante la presencia del alcalde Carlos González, Gutiérrez ofreció un discurso de reconocimiento a la memoria de esta mujer luchadora, que sirvió además para colocar los puntos sobre las íes en materia de convivencia en este país, con un profundo sentido de la justicia, el valor de la libertad y de la solidaridad. Destacó el respeto que siempre profesó Josefina hacia Miguel en su toma de decisiones, incluso cuando no eran las más adecuadas en un contexto histórico tremendo, y ello resultó ser, a juicio de Gutiérrez, una gran prueba del amor que Josefina siempre demostró hacia el poeta. El acto sirvió para que Gutiérrez reivindicara el papel activo que Josefina desempeñó “no detrás del poeta, sino a su lado”, y destacó su fortaleza en momentos muy duros de la historia de este país.

Josefina lo fue todo para Miguel. Fue novia, amante, esposa, madre de sus hijos, musa de inspiración poética y guardiana de su legado en los duros años de la clandestinidad. La importancia de Josefina en la inspiración del libro de sonetos amorosos El rayo que no cesa, es indudable, y la calidad y sensibilidad de dichos versos merecieron el elogio general de la élite cultural del momento, entre ellos del propio Juan Ramón Jiménez. Tras la muerte de Miguel Hernández, en 1942, Josefina, dedicó toda su vida a velar por el recuerdo y la difusión de la obra de su marido y guardó con celo sus manuscritos durante los años más duros del franquismo.  Llegó a Elche en el año 1950, y en esta ciudad acogedora encontró el lugar que le dio la oportunidad de empezar de cero después de unos durísimos años de postguerra. Aquí encontró la hospitalidad necesaria para comenzar una vida nueva con su hijo, y aquí nacieron sus nietos, herederos de la obra del poeta. Josefina falleció en Elche el 18 de febrero de 1987 y sus restos descansan, junto a los del poeta y su hijo, en el cementerio de Alicante.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *