Browse By

RECORTES CERO A IMAGEN DE LA MORAL DEL ALCOYANO

Aquel día de 1948, da igual como entendamos la historia y la geografía si la voluntad de   triunfo y cambio es el ejemplo,  el club de fútbol el Alcoyano perdía con estrépito. El árbitro dio por finalizado el encuentro a falta de un minuto y los jugadores del citado club corrieron hacia él para pedirle que se jugaran  los 60 segundos que restaban. Mantenían la moral y confiaban ciegamente en una remontada  que a muchos se antojaba, por evidente,  imposible. El Alcoyano perdió pero su espíritu deportivo, su pundonor y su fe en la victoria quedaron registrados en la memoria colectiva común traspasando aquellas citadas barreras. Por doquier  se oye y se oirá el famoso sonsonete  que reza aquello de “tienes más moral que el Alcoyano”.

A  Recortes Cero le pasa lo que al Alcoyano, al Alcoyano lo que a la mayoría de españoles y  a la mayoría de los españoles lo que a Recortes Cero. Entre todos establecen   un círculo de   síntesis política y moral   que,  por notoria, defendida,  explicitada y  refrendada reiteradamente en las urnas por la mayoría  de españoles en las dos últimas elecciones generales, manifiesta su creencia   en el cambio, en la victoria de los valores democráticos y sociales y cuyo paradigma pasa  por un gobierno de progreso –como hemos defendido apoyando  múltiples manifiestos aparecidos en diarios nacionales- y por la regeneración democrática de nuestro país, y comunidades que lo forman, en base a un acuerdo de gobernanza entre PSOE, Podemos y Ciudadanos. Acuerdo que, por seguir utilizando la metáfora futbolística, debe dejar fuera de juego a la farragosa, estancada, insolidaria y nefasta política del PP. Política que hunde sus raíces en las  contradicciones del neoliberalismo, totalmente contraria a la redistribución de la riqueza y a la ampliación de la democracia  y  que se encarna insolidaria en la  reforma laboral, en la infamia de las pensiones, en el clientelismo, en  la pérdida de derechos sociales, sanitarios y educativos, en el inane estado de la cultura y de la ciencia y que  rinde un culto obsesivo y sin control  a  la corrupción.

Recortes Cero no se cansará  de relatar y denunciar  cuantas cosas oscuras se han derivado de una política cuya naturaleza ha sido y son  los recortes. Extraño y testicular destino  sufrido y padecido por  la mayoría de los españoles, la clase trabajadora, porque aquellos  políticos  en los que tal mayoría puso su confianza no han sabido, o  no han querido,  interpretar los   resultados surgidos de la voluntad política de la mayoría de los españoles ni decidir el consenso necesario para sacar al PP del terreno de juego y mandarlo -sine die-, y por malo, a chupar banquillo.

Pero el partido de vuelta  está a punto de celebrarse y la remontada puede ser posible. Y tal vez la comunidad de Murcia pueda convertirse en el heraldo, en la punta de lanza  de los acuerdos políticos para llegar a formar, tras la  moción de censura al PP, un gobierno de consenso y de progreso formado por la conjunción de PSOE, podemos y Ciudadanos.

Estamos, en vilo pero esperanzados, ante esta  nueva oportunidad para iniciar la remontada, en la liga regional, es cierto, pero tarde o temprano en la nacional: tenemos a los mejores jugadores, a sus buenos entrenadores, un  plan perfecto, una estrategia de tiralíneas, al contrario en horas bajas y con múltiples bajas debidas a sus acciones en todos los  terrenos de juego, a  la afición agitando sus banderas, vitoreando y espoleando a sus equipos y solicitando que sean uno. Uno que  actúe también  de juez y  árbitro  concediendo un magnifico gol  ante un combinado como el PP: unos de los peores  de nuestra historia. Los ciudadanos no entenderíamos que no se tirase este penalti y tampoco que el mismo no entrase por la mismísima escuadra eliminando las telarañas urdidas por aquel.

Estamos convencidos de ello, ya lo dijimos: tenemos más moral que el Alcoyano.

Adrián Martínez

Médico y miembro de la Coordinadora Estatal de Recortes-Cero


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *