Tag Archives: Tino de la Torre

«La vida en bronce», por Tino de la Torre

No era la estatua del Jardín Botánico (inolvidable Radio Futura) ya que la escena discurría en la plaza de un pueblo de serranía pero, como sugería la canción, se podía sentir una presencia más allá de lo metálico en aquel abuelo y nieta que compartían

«A que no respiro…», por Tino de la Torre

Parte de la educación que tuvimos ocurrió en lo que llamábamos “colegio nacional”. Con la perspectiva del tiempo la combinación de aquellos años con otros en un colegio “privado” fue lo mejor que nos puedo pasar. A día de hoy, todavía seguimos recurriendo a experiencias

«Estar enamorado es….» por Tino de la Torre

Se ha hablado tanto del amor en fechas recientes, las obligaciones y servidumbres que acarrea, así como el intenso dolor que puede producir (en uno) el daño infligido (a otro) que se merece un pensamiento renovado en estos tiempos de tanto descreimiento. Cuando éramos mocetones/as

Los “finishers”, por Tino de la Torre

Cuando la cuadrilla se reúne somos más hermanos que amigos. No tenemos nada que vendernos los unos a los otros. Lo que importa es el bienestar de cada unoasí como el del grupomás que las hazañas particulares de cada personaje. Son muchos años creciendo juntos

«Un sueño salvaje», Tino de la Torre

Después de un mal día llegó la noche. Igual que sucede en otras ocasiones imaginaba lo que iba a ocurrir mientras dormía. Les ahorro los sucesos de la jornada que en el catálogo de los horrores posibles no alcanzarían ninguna categoría. Simplemente un mal día.

Tino de la Torre publica su libro “Por decir algo”

Invita a instalarnos en la “tertulia eterna” en donde cada cual dice lo que le parece sin destrozar al contrario dándose la oportunidad de cambiar una opinión, aunque duela.  Tino de la Torre lleva escribiendo toda su vida. Se recuerda haciéndolo en cualquier esquina de

«Los trabajos de segunda», por Tino de la Torre

Todo el mundo opina sobre “la mejor tortilla de patatas” por lo que con su permiso, un servidor también lo hace. En mi opinión está en un bar de barrio en Madrid en donde, sin publicitarla, la preparan. Eso sí, en pequeña cantidad. Lo comento

«En medio de tanta gente», por Tino de la Torre

Un polideportivo con varios campos de fútbol en un barrio de mi ciudad. Invierno y con la tarde ya vencida los focos encendidos caldean el ambiente. Algún grajo andavolando bajo por lo que mis sensacionesson ciertas: hace frío. Como se pueden imaginar iba a asistiral

«Operación Invierno», Tino de la Torre

No se trata de ninguna operación militar. Ni del título de ninguna película de “aquellas” en las que un comando de unas supuestas fuerzas especiales iba a atacar una central eléctrica o a hacer explotar un depósito de municiones. Todo con el fin de debilitar

«Será en esta vida o en la otra», Tino de la Torre

Voy con menos frecuencia de la deseada a la casa del pueblo. Siempre digo que “a descansar”. El descanso consiste en que a la vuelta regreso con un buen palizón por todo lo que uno tiene que hacer para mantener aquello en estado más o

«Una Palabra Maldita», por Tino de la Torre

Y para colmo están los recuerdos. Nunca veraces. Siempre inestables. Lo bueno pasa a buenísimo. Lo malo se recuerda como peor o como dantesco; incluso imperdonable de todo punto. Afortunadamente en “lo malo” el tiempo casi siempre aporta algo de  misericordia. “Lo bueno” también deja

«Tanto Napoleón Suelto», Tino de la Torre

Ignoro si les ocurrirá a Vds. pero en mi caso son muchas las veces en las que al salir del cine no soy capaz de saber si me ha gustado o no la película hasta pasado cierto tiempo; hasta que se organizan los criterios. O

«Mil Millones de Gracias», Tino de la Torre

Ni el más mínimo inconveniente en que cada uno agradezca en la medida que le parezca cuando se siente beneficiado/a por algo. Y que es de bien nacidos… Necesito explicarme. Nacido en los años 60, fui de los que conocí el final de la España

«Nadie quiere decir Adiós», por Tino de la Torre

La familia que vivía en aquella aldea comenzó a tener hijos. Dios les concedió salud y no murieron varios en la infancia como ocurría por aquellas tierras. Salieron fuertes, lo cual era necesario para lo que vendría por delante. La vida de aquella familia de

«La tía Amnis», por Tino de la Torre

No les descubro nada. La edad de jubilación es una edad que alguien calculó para poder dar a las personas un tiempo de descanso remunerado después de una larga -a veces penosa- vida de trabajo y al poco tiempo pasar a ser una foto enmarcada

«Chalet en Júpiter con Vistas», Tino de la Torre

De repente nos ha explotado el problema. Que falta sitio. Se veía venir pero se nos ha echado encima. Por mucho que se pongan los que gobiernan a decir que “tú lo haces mal y yo lo haría bien” hay un hecho y es que

«Insomnio de una Noche de Verano», por Tino de la Torre

Demasiado jóvenes como para saber que un día el verano tenía que acabar. Jóvenes también para saber que ese dolorcillo de estómago por un amor de verano, esa tartamudez al hablar a la persona, desaparecería tan pronto empezáramos a forrar libros. Lo comentaba con Félix

«Los cuñados peligrosos», por Tino de la Torre

El 15 de agosto en España -con su novena por delante y detrás- es la festividad de la Asunción de la Virgen María. Uno diría que es cuando se produce la máxima distancia mental con respecto a la vida cotidiana y ordenada del resto de

Así, en confianza, Tino de la Torre

Segundos de agobio -también de excitación- cuando de críos nos llevaban al circo y nos anunciaban que después de las acrobacias de los trapecistas venía el número final que, según se decía desde el centro de la pista, era que  el artista principal saltaría de

«El Guantazo en la cara del Otro», por Tino de la Torre

Existe un consenso galáctico y universal que desciende hasta lo nacional, provincial y alcanza hasta la más recóndita pedanía con asfaltado pendiente, de que toda mala acción merece un castigo. Aunque luego no se produzca o llegue demasiado tarde, en cuyo caso lo mismo ya