Browse By

Clientes del sexo de pago esquivan ley del “solo sí es sí

Esquivar la ley y las estafas modifica la configuración del sector del sexo de pago.

sexo de pagoAnte la situación que se ha generado desde la entrada en vigor de la ley promovida por el Ministerio de Igualdad, ha crecido un hábito de navegación entre los internautas que buscan sexo de pago, las reseñas u opiniones. Como si se tratase de consultar Tripadvisor, los usuarios realizan la búsqueda del número de teléfono de la escort con la que quieren tener un encuentro seguido de la palabra “opiniones”, de esta forma encuentran las reseñas que otros usuarios que ya han visitado previamente a la misma chica, han escrito sobre el servicio prestado.

En medio del debate en torno al sector y de las recientes diferencias entre socios de Gobierno para llevar a puerto la nueva ley que pretende ser un paso adelante más hacia la abolición de la prostitución, la configuración del sector en la red está cambiando y adaptándose a un nuevo contexto en el que se están dando también cambios en las tendencias de búsqueda y donde la información se convierte en el principal valor.

Nuevos hábitos de búsqueda: número de teléfono + “opiniones”

Buscando el número de teléfono más la palabra “opiniones”, los usuarios pueden comprobar si la escort es recomendable o si el número de teléfono del anuncio corresponde a una estafa. Para las trabajadoras sexuales, esta forma de interactuar de los usuarios les beneficia porque “ayuda a filtrar todos los números falsos o aquellas personas que quieren engañar a los clientes y que, las que nos tomamos en serio este trabajo y lo defendemos, recibamos más contactos y se nos valore como nos merecemos”, afirma María.

El aumento de las búsquedas de opiniones de números de teléfono, que no es sino la creciente búsqueda de información contrastada sobre las trabajadoras sexuales pone de relieve un proceso de cambio que se hace cada vez más visible y evidente en el sector y uno de los indicadores más claros es la tendencia al alza de las búsquedas del término ‘escort’ (+70% respecto al último mes) en detrimento de la palabra clave ‘puta’. La principal razón, es que la palabra ‘escort’ define a una acompañante y no a una prostituta, lo que permite mantener el anuncio dentro de la legalidad, así como esconder la actividad.

Según indican las trabajadoras sexuales, el sector está volviendo a un ámbito clandestino, se está escondiendo como consecuencia de los cambios en la ley, lo que no solo aumenta la indefensión de las propias trabajadoras sino también el riesgo de estafa para los consumidores de sexo de pago. María, trabajadora sexual en Alicante, afirma que “la incertidumbre para nosotras es enorme, porque de un lado estamos cada vez más indefensas y, por el otro, nuestros clientes se sienten cada vez más inseguros por la situación y eso también nos perjudica directamente”.

Y es que, no solo han cambiado las búsquedas de los hombres en la red sino también los anuncios, en los que ahora abundan las “masajistas” y donde se pueden leer cosas como: “soy de carácter alegre y amable, muy sociable (…) me gusta el deporte, pasear y la playa (…) Si quieres conocerme más y que realicemos alguna de estas actividades juntos, llámame”. Ya no se anuncian servicios sexuales, aunque la finalidad de estos anuncios no haya cambiado. La falta de libertad y transparencia en este tipo de publicidad está haciendo aflorar la inseguridad y las estafas a los clientes.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *