Browse By

Terrenos en Alicante ¿Qué tipos de suelo existen?

sueloLa costa levantina se presenta en el mercado inmobiliario lleno de buenas oportunidades, concretamente, para adquirir terrenos en Alicante, ya sea como inversión o como para una vivienda para uso propio. Tanto en un caso como en otro, el acierto está asegurado. La costa, la calidad de vida, sus gentes y un proyecto urbanístico pensado en sus habitantes convierten a esta ciudad y sus provincias circundantes en un verdadero paraíso en la Costa Blanca.

Si ya está tomada la decisión, hay que tener en cuenta una serie de conceptos previos, factores que deben quedar claros antes de decidirse por la compra de terrenos en Alicante donde edificar. Por ejemplo, como norma general, no se puede edificar en el 100 % de la superficie del solar. Otro de los elementos a considerar es la propia edificabilidad del suelo, un factor que condicionará la dimensión y el tipo de vivienda que se podrá construir.

En cualquier caso, usando el buscador online de alicante.terrenos.es, las posibilidades de localizar el terreno ideal para construir el proyecto que se quiere, aumentarán exponencialmente. Esta plataforma web posee un potente motor de búsqueda especializado, que la hacen destacar sobre cualquier otro site de parecidas características. La realidad es que no existen buscadores especializados en compraventa de terrenos en alicante con un filtro de búsqueda tan avanzado.

Tipos de terrenos que se pueden adquirir en Alicante

Teniendo en cuenta el concepto de edificabilidad ya mencionado, y que no es otra cosa que el porcentaje de superficie sobre el que se puede construir en relación al total del terreno, se debe saber que existen tres tipos de terrenos en Alicante que se pueden comprar.

Los suelos urbanos

Como su propio nombre indica, son terrenos ubicados en suelo urbano, es decir, se refiere a aquel que está incluido dentro del planteamiento general municipal, y que cuenta con las prestaciones de uso público necesarias: calles, carreteras, alcantarillas, acometidas de luz y agua, etc.

Se considera suelo urbano también aquel que se ha urbanizado siguiendo el planteamiento de la ciudad correspondiente, o el que está formado en su mayor parte por todo tipo de edificaciones.

A su vez, el suelo urbano tiene distintas categorías:

Suelo urbano no consolidado: puede necesitar planes o estudios especiales antes de edificar sobre él.

Suelo urbano consolidado: es aquel en el que no es necesario hacer una nueva distribución de beneficios y cargas.

Suelo urbanizable

Un terreno o suelo urbanizable hace referencia, como cabe suponer, al suelo considerado apto para ser urbanizado, es decir, válido para que sea acondicionado y preparado para un uso urbano, para lo cual deberá acometerse una actuación de transformación urbanística.

Existen tres tipos de suelos urbanizables según sus características intrínsecas, así como el planteamiento municipal establecido;

  1. Suelo ordenado; Aquel sobre el que es posible proceder a una edificación inmediata
  2. Suelo urbanizable sectorizado; terrenos considerados idóneos para adoptar y absorber el crecimiento de la urbe
  3. Suelo urbanizable no sectorizado: Se incluyen aquí el resto de terrenos urbanizables no englobados en los anteriores

Suelo rústico (no urbanizable)

Es suelo no urbanizable aquel que no es urbano, pero tampoco se puede urbanizar. Para construir en este tipo de suelos normalmente es necesario que se desarrollen planes de reparcelación.

Estos espacios se encuentran bajo diversos tipos de protecciones, sea de naturaleza ambiental, arqueológica, científica, cultural, etc. Para garantizar la conservación de estos terrenos, el municipio desarrollará las protecciones pertinentes a través de sus planes urbanísticos.

Igualmente, el municipio podrá considerar un suelo como no urbanizable por la necesidad de utilizar los recursos naturales del mismo como pueden ser funciones agrícolas, ganaderas, forestales, cinegéticas, o por razones relacionadas con la sostenibilidad urbanística.

Normativa de los terrenos en Alicante

Es fundamental conocer la normativa vigente en cada Ayuntamiento (Oficina de Urbanismo) para conocer las especificaciones concretas de la edificabilidad del solar y la altura posible del inmueble. Así mismo, habrá que solicitar la licencia urbanística que corresponda y que, de nuevo, otorgan los ayuntamientos.

La ubicación influirá claramente, de este modo, los terrenos en Alicante que se encuentran más alejados del centro urbano tendrán una mayor proporción de suelo que permitirá su edificación. En las zonas urbanas, en mayor proporción cuanto más céntrica sea, la edificabilidad crece, siendo mayor al 100 % porque la edificación en altura se permite. En cambio, si la zona del terreno de interés está cerca de la playa, es rústica o está alejado del centro, el porcentaje será considerablemente menor.

Del mismo modo, es importante conocer la fiscalidad a la hora de comprar o vender terrenos en Alicante, que también variará según su ubicación. Para completar esta información es recomendable visitar el foro de Rankia, y saber cuáles son los gastos que conlleva la compraventa de un terreno urbano.

¿Dónde se puede comprar un terreno en Alicante?

Hay algunas zonas de Alicante con gran cantidad de terrenos y fincas rústicas en venta. Entre ellas se encuentran Jávea (costa norte a 90 km de Ibiza), Calpe (costa norte) y Moraira (término municipal de Teulada).

Por otra parte, hay algunas zonas en las que se pueden encontrar terrenos especialmente baratos, como en Lel (pedanía del municipio de Pinoso), Beniardá (comarca de la Marina Baja) y Cañada del Trigo (a 50 minutos de Alicante capital).

En definitiva, la inversión inmobiliaria de terrenos en Alicante está considerada como de rápido retorno en las zonas costeras y muy económicas en espacios de interior. Aunque, de forma general hay que tener muy presente la calificación del terreno y adaptarse a él.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *