Browse By

“MANIFIESTO“ DÍA MUNDIAL CONTRA EL CÁNCER 4 DE FEBRERO

cáncerEstamos en la tercera ola de la pandemia por “COVID19”, y vemos como otra vez se pone a prueba nuestro SNS. Se reproducen las mismas situaciones que en la primera ola, ¿hemos aprendido algo? ¿se podría haber gestionado mejor?

La situación es muy compleja, por lo que nunca lo sabremos.

Pero el cáncer sigue ahí, y de alguna manera, se encuentra postergado desde el punto de vista sanitario.

El cáncer es una enfermedad, que causa un gran sufrimiento físico y psíquico, incluso la muerte, y su manejo, siempre precisa, de una gran dedicación tanto en tiempo, como en inversiones, medios, y una buena organización.

A lo largo de la enfermedad surgen muchas situaciones imprevistas y delicadas que requieren una gran adaptación individual para superarlas. Pero no podíamos imaginar que la pandemia por “COVID 19”, afectaría tanto a los afectados por cáncer. Se están desprogramando pruebas y tratamientos fundamentales (radiología, quimioterapia, radioterapia, y cirugía), que después se volverán a programar cuando sea posible. Todos estos cambios, está ocasionando un importante retraso, tanto en el diagnóstico, como en los tratamientos. Ya se verá la repercusión real en los próximos meses, y años.

Las publicaciones consultadas, nos dicen que se está diagnosticando, en torno a un 20% por ciento menos de pacientes con cáncer, que en años anteriores. Esto debe mantenernos alerta sobre la disfunción que se presenta con la crisis sanitaria. La desprogramación de pruebas, y tratamientos que se están realizando en el SNS (sobre todo en patologías severas, y en concreto del cáncer), va a requerir un esfuerzo muy grande, y la colaboración de todos los actores, también los usuarios.

Las “Asociaciones contra el Cáncer”, deben estar representadas de alguna manera, y aportarán un punto de vista veraz, que normalmente no se tiene en cuenta. Por eso en este “manifiesto”, decimos a la sociedad, y a las autoridades, que es necesario y urgente:

1. Mantener las pruebas de cribado y diagnóstico. El miedo al cáncer, está perfectamente justificado.

2. Organizar muy bien, y con gran equidad la reprogramación de pruebas, y tratamientos que se habían desprogramado.

3. Asegurarse que la medicación que precisan los pacientes, se consiga con seguridad, rapidez y eficacia. La situación actual, es casi imposible comunicar, con los servicios de atención (tanto especializada como primaria).

4. Considerar a los pacientes con inmunodepresión, y cáncer, como grupo de riesgo, para incluirlos en los planes de vacunación por COVID19.

5. Invertir en personal, y medios en el sistema sanitario público, incluir parte de los fondos europeos. Tener en cuenta esta, y futuras pandemias para disponer de lo necesario, por si acaso ocurrieran una cuarta, quinta o sexta ola, o un nuevo agente patógeno.

6. Participación de la sociedad civil, a través de las asociaciones, en la organización de todas estas actuaciones.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *