Betway-Casino-ES-2018-Welcome-Banner

Browse By

Gitanas: Del 8 de marzo al 8 de abril

mujer gitana

Milagros Bustamante, Estibaliz Saavedra, Seila Saavedra, Rosana Paredes, María Fernández, Elvira Jiménez y Gloria Bustamante. Foto: Alex Basha.

Celebramos un nuevo 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano. Un día en el que esta comunidad histórica recuerda su origen, pero también un día para reivindicar el papel de la mujer gitana.

La bandera gitana es azul y verde, representando el respeto por la tradición, las costumbres y el origen de un pueblo sin territorio que un 8 de abril de 1971 se reunió en el Primer Congreso Mundial Romaní/Gitano para unir sus voces bajo el himno “Gelem Gelem” (Anduve, Anduve), compuesto por Jarko Jovanovic. Un himno que también es una oda al sufrimiento del pueblo gitano, víctima del nazismo en los campos de concentración.

La bandera gitana también es una rueda roja; gentes en el camino, raíces y costumbres de un pueblo que nos han acompañado a lo largo del tiempo y que caminan tras nosotros sin descanso. El pasado y las tradiciones que siempre van de nuestra mano y que es difícil que no nos dejen algún que otro rasguño. Gitanos y payos, siempre caminando al lado. No siempre juntos.

El pueblo gitano es una de las minorías más antiguas del mundo y están repartidos por todo el mundo. En España hay alrededor de 650.000 habitantes gitanos, de ellos, seis deberían haber sido diputados en las Cortes Nacionales. Desde que en 1986, Juan de Dios Ramírez Heredia, dejara la Carrera rumbo al Parlamento Europeo, muy pocos han sido los representantes políticos de este pueblo. Solamente la sevillana Silvia Heredia ocupó un escaño durante toda la legislatura y, Andrés Nuñez Jiménez, entró en el congreso como sustituto en el mes de Enero, apenas unos meses antes de la convocatoria de elecciones.

En las próximas elecciones generales, Sara Giménez, miembro de la Fundación Secretariado Gitano, previsiblemente obtendrá escaño al ir la número tres en las listas de Ciudadanos al Congreso de los Diputados. La abogada y activista gitana, es una de las referencias de la comunidad gitana en la actualidad. Desde enero de 2018 es la primera mujer gitana en representar a España en la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI). En Estrasburgo o en Brusela, tampoco existen otros políticos gitanos en los que las nuevas generaciones de jóvenes gitanos puedan mirarse. Una excepción es la eurodiputada húngara de origen gitano, Livia Jaroka, que desde 2017 ha ocupado el cargo de Vicepresidenta del Parlamento Europeo. Mujer y Gitana.

Fuera del ámbito de la música, tampoco nos sobran las referencias culturales a la cultura gitana. Una excepción es la poetisa gitana Papusza, cuyo maravilloso legado nos llegó a través de la película homónima de Joanna Kos y Krzysztof Krauze, un retrato fascinante en blanco en negro donde descubrimos las calamidades y los encantos de la errante vida calé de mediados del siglo veinte.

Payos y payas a los que se nos hurta el conocimiento de la cultura gitana a la que tenemos el derecho y la obligación de conocer. Programas de radio como Gitanos de Radio Exterior de España y Radio 5, que dirigen y presentan Joaquín López Bustamante y Manuel Moraga o la webGitanízate, son altavoces de la aportación cultural del pueblo gitano. Gentes con compromiso con su cultura que defienden y apoyan a su cultura.

Tampoco nos abundan los referentes cercanos; como si hubiera un muro entre payas y gitanas, que nos impide conocernos más y ser capaces de saltarnos los clichés que nos presentan programas guionizados como “Los Gipsy Kings”, que nos devuelven una mirada mediada por los beneficios económicos y que, muchas veces, nos aleja más que nos acerca.

Hay mucha gente de base trabajando día a día para que las distancias se acorten. Las integrantes del programa Cali de la organización Secretariado Gitano, con las que ilustramos este artículo y que, hacen bandera del lema de su programa Mujeres gitanas e igualdad, son un buen ejemplo de ello.

Activistas sociales luchan cada día por reducir esa doble discriminación que sufren las mujeres gitanas, por ser mujeres y por ser gitanas. Construir un mundo donde todos partamos de cero, sin desventajas, es el objetivo de Cali. Entonces, podríamos decir con orgullo que, por fin la igualdad, ya es un hecho.

El 8 de marzo y las manifestaciones feministas están muy cerca, apenas hace un mes en el que estábamos muchas y muchos en la calle reclamando una sociedad justa para todas. Un día esa manifestación será tan larga, tan larga, y con tanta gente, que durará, por lo menos hasta el 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano.

María Vecina / Jose An. Montero

There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *