Betway-Casino-ES-2018-Welcome-Banner

Browse By

Los 23 proyectos de cooperación de Fontilles benefician a 417.000 personas en todo el mundo

  • La entidad combate la lepra, el mal de chagas, la úlcera de Buruli y otras enfermedades ligadas a la pobreza en once países de Asia, África y América Latina 
  • El sanatorio de la Vall de Laguar acogió a 23 residentes y dio tratamiento ambulatorio a 28 pacientes. El Hospital Ferris aumentó en un 10% las estancias de personas en situación de vulnerabilidad 
  • La asociación se transforma en fundación para seguir desarrollando sus actividades con eficacia y agilidad

FontillesLos 23 proyectos de cooperación sanitaria internacional desarrollados por Fontilles, entidad española sin ánimo de lucro referente en la lucha contra la lepra, beneficiaron el año pasado a 417.000 personas. Las acciones ayudaron a combatir la lepra, el mal de chagas, la úlcera de Buruli, filariasis linfática y otras enfermedades desatendidas en once países de África (Etiopía, Mozambique y República Democrática del Congo), América Latina (Honduras, Nicaragua, Ecuador, Bolivia y Argentina) y Asia (India, Nepal, y Vietnam), en los que también se desarrollaron iniciativas de prevención de discapacidades, rehabilitación física y socioeconómica, y salud materno-infantil y comunitaria.

Las cifras suponen un aumento de un 48% de los beneficiarios respecto al año anterior, según se recoge en la memoria de actividades de 2017 que la asociación ha presentado recientemente en su asamblea general. Los proyectos se desarrollaron en colaboración con 20 socios locales y contaron con una aportación global de 443.409 euros por parte de la entidad. Las dos acciones de las que más personas se beneficiaron se desarrollaron en la provincia de Pichincha (Ecuador, 188.500 beneficiarios) y en Bangalore (India, 80.000 beneficiarios).

En España

En España, Fontilles mantiene en activo el sanatorio San Francisco de Borja en el municipio de la Vall de Laguar (Alicante), centro de referencia nacional e internacional en la lucha contra la lepra. El centro acogía a fecha de 31 de diciembre de 2017 a 23 residentes con secuelas de la enfermedad y durante el año brindó tratamiento ambulatorio a 28 pacientes en colaboración con la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública. Además, el laboratorio analizó 19 muestras de 11 personas por posibles casos de lepra, de las cuales 7 resultaron positivas.

El complejo sociosanitario también alberga el Hospital Ferris, centro hospitalario de media y larga estancia con 63 habitaciones y 96 camas. En 2017, el hospital registró 23.668 estancias, un 9,6% más que las 21.580 de 2016. Los principales motivos de ingreso fueron: rehabilitación post-operatoria, cuidados médicos y de enfermería, cuidados paliativos y problemáticas sociales. El 75% de los pacientes superaban los 70 años de edad y procedían de núcleos de población cercanos, como Dénia, Xàbia, Calp, Orba, Tormos y Ondara. La inmensa mayoría de los pacientes ingresados no sólo necesitan de una intervención sanitaria sino también de una intervención social debido a problemas relacionados con la soledad, el desarraigo, la desestructuración familiar y las dificultades económicas. El hospital colabora con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, el Hospital Marina Salud de Dénia, el Hospital La Pedrera de Dénia, los servicios sociales de la zona y asociaciones como HELP, Jalon Valley Help y MABS Cancer Support.

Por otra parte, el Centro Geriátrico Borja, igualmente ubicado en el complejo sociosanitario de la Vall de Laguar, acogió el año pasado a 268 personas que realizaron 30.387 estancias. El centro es miembro de LARES, Asociación de Residencias y Servicios de Atención a los mayores del Sector Solidario, que agrupa a 45 instituciones sin ánimo de lucro que prestan servicios geriátricos en sus residencias y centros de día. Dispone de 42 habitaciones dobles y cuenta con 72 plazas concertadas con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

Referente en investigación y formación

La entidad es referente en formación e investigación en la lucha contra la lepra gracias al trabajo en red con entidades como ILEP (Federación Internacional de Organizaciones de Lucha contra la Lepra) o el Consorcio Internacional para la Discapacidad (IDDC). Además, mantiene acuerdos de colaboración con la Universidad de Alicante, la Universidad Politécnica de Valencia, la Universidad Miguel Hernández de Elche y la Universitat de València.

Conversión en Fundación

Por otra parte, la asamblea general de la asociación celebrada el pasado 4 de julio, aprobó la constitución de la Fundació Fontilles de la Comunitat Valenciana, que pasará a desarrollar los proyectos y actividades que hasta ahora venía realizando la asociación. El proceso de transformación, iniciado por el acuerdo adoptado por la asamblea el 30 de mayo, implica la cesión de todos los activos y pasivos de la asociación a la fundación.

Los fines de la fundación son, de acuerdo con sus estatutos, la atención integral a las personas afectadas por la lepra y las enfermedades desatendidas; la atención sanitaria a personas en situación de vulnerabilidad, en especial las que sufran algún tipo de marginación social o puedan quedar en situación de abandono por enfermedad; y la atención sociosanitaria a personas de la tercera edad. Para ello, la entidad desarrollará diversas acciones de control de la situación sanitaria y social de las personas afectadas por la lepra y por las enfermedades desatendidas; sensibilización social; cooperación internacional al desarrollo; formación y capacitación del colectivo sanitario; participación en programas nacionales e internacionales; prestación de servicios de asistencia y residencia a personas dependientes y de la tercera edad; promoción del voluntariado social; colaboración con las administraciones públicas; y protección del patrimonio del sanatorio San Francisco de Borja, del que la entidad dispone en el municipio de la Vall de Laguar (la Marina Alta, Alicante).

El presidente de Fontilles, Juan Lorca, ha mostrado su confianza en que la conversión permitirá a Fontilles seguir desarrollando con eficacia y agilidad sus actividades sociosanitarias, formativas y de cooperación internacional, al mismo tiempo que se refuerzan los órganos de gobierno y se somete a la tutela del protectorado de Fundaciones su actividad anual y la gestión de determinados elementos de su patrimonio.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *