Browse By

El Mundial espera a Saúl

En la temporada en que Saúl Ñíguez se está consolidando como titular indiscutible en el Atleti, y como un fijo en las convocatorias de Lopetegui con España, se espera que el ilicitano tenga un papel importante para el Mundial.

Saúl Ñíguez está siendo uno de los hombres más importantes de la temporada en el Atlético de Madrid. Su polivalencia en el centro del campo, así como su llegada y pegada hacen de él un hombre indispensable en el equipo. Pero no solo lo es en su club, ya que desde hace tiempo es un fijo en las convocatorias de un Julen Lopetegui que este verano está ante su gran oportunidad de demostrar que España puede hacer algo importante en un Mundial de Rusia en el que parte dentro del grupo de los favoritos según los pronósticos de fútbol.

Parece que, a sus 23 años, el centrocampista ilicitano está ante la temporada de su consagración tanto en el Atleti como en la selección. Hasta ahora siempre era un hombre importante para Diego Pablo Simeone, pero nunca ha tenido ese papel de formar parte de la espina dorsal del club rojiblanco hasta esta campaña.

Forma un tándem insustituible con Koke Resurrección, siendo esta pareja el eje central de un centro del campo clave para entender el juego de los colchoneros. En los sistemas que el ‘Cholo’ utiliza, es primordial que los centrocampistas defiendan, sean muy tácticos y ayuden siempre que puedan, además de tener la calidad suficiente para meter pases medidos entre líneas y poder así abrir las defensas de sus rivales en cada uno de los encuentros que disputan.

Y Saúl cumple con todas esas características, a las que añade una que pocos futbolistas tienen en el equipo: la llegada. Su despliegue físico es extraordinario, siempre está bien colocado y, además, es un hombre con mucho gol, cualidad que le distingue del resto de compañeros de posición como Koke o Gabi Fernández.

Como lleva demostrando ya varias temporadas, el de Elche es capaz de anotar varios tantos durante el curso de los campeonatos. En esta, precisamente, no está teniendo uno de sus mejores registros, ya que a estas alturas acumula algo más de la mitad que en otras. En las dos últimas llegó a la cifra de 10 goles, en un equipo en el que solo los delanteros prácticamente suman. Números que tratará de igualar en lo que resta de curso.

Otra cualidad que tiene Saúl es la importancia de sus goles. No solo marca una decena por campaña, sino que encima lo hace ante grandes equipos y de manera muy bella. Bayern de Múnich, FC Barcelona o Real Madrid han sufrido en sus carnes lo que el 8 del Atlético puede llegar a hacer con un balón cerca del área.

Es muy destacable que también que tiene ese don para abrir la lata de los partidos, siendo en muchas ocasiones el primer goleador del equipo. Una faceta que le encumbra como lo que es, un futbolista que no siente la presión como otros y que a sus 23 años, ha sabido triunfar en uno de los equipos más potentes de España y Europa.

Por todo ello es por lo que es un fijo en las convocatorias de Julen Lopetegui desde su llegada a la selección española, siendo con él con quién debutó en la absoluta. El entrenador ha querido dar un aire renovador a un equipo con el que aspira a ganar el próximo Mundial y ahí entraba en juego la entrada de nuevos futbolistas jóvenes que ya estén destacando en sus clubs.

Saúl encaja como anillo al dedo con lo que Lopetegui pretende en sus listas de convocados. Hombres sacrificados, polivalentes, muy comprometidos y que puedan dar tanto seguridad defensiva como llegada. Por esa misma razón, el ilicitano se presupone clave dentro del papel de suplente que a priori le tocará tener en Rusia.

Sin embargo, al poder jugar en varias posiciones, servirá de recambio en muchos de los encuentros en los que Julen tenga que tirar del banquillo. Si quiere mayor seguridad defensiva, Saúl es su hombre, pero también sirve para tener un mayor físico por dentro, para conseguir mayor poderío por alto, o para jugar entre líneas con un futbolista llegador y al que no le cuesta hacer goles en grandes torneos.

Características que le pueden hacer prácticamente disputar todos los partidos de la selección en el próximo Mundial. Y no solo eso, ya que, como ya hizo Vicente del Bosque en las semifinales de Sudáfrica 2010 con Pedro Rodríguez, podría ser titular si el seleccionador necesita introducir un cambio táctico para sorprender a su rival.

Por todas estas razones, el jugador rojiblanco estará en ese grupo de 14 o 15 futbolistas que serán los que se disputen los puestos de titulares y suplentes en cada partido. Un buen final de temporada y el hecho de llegar en buena forma a la concentración con España podrían ser claves para que el seleccionador le incluya o no en el once ya desde los primeros partidos.

Eso sí, aunque no sea titular, no cabe duda de que tendrá oportunidades para demostrar su valía. A pesar de ser tan joven, Saúl ya cuenta con experiencia más que de sobra para ayudar a la selección a cumplir sus objetivos en un Mundial en el que seguro que aportará cosas muy interesantes.

De hecho, podría ser uno de esos jugadores revelación que llegan con nombre pero ni mucho menos se espera que sean tan decisivos para sus selecciones. Parece que en España, tanto él como otros podrían jugar un papel fundamental a la hora de dar descanso o suplir a hombres como Sergio Busquets, Andrés Iniesta o David Silva, claves en la historia del fútbol de nuestro país.

Por ello, habrá que estar muy atento de sus participaciones, ya que, en cualquier momento, como ha demostrado en el Atlético de Madrid, podría deleitarnos con una gran jugada o con un gol lejos del alcance de muchos futbolistas.

Queda claro, por lo tanto, que si España va avanzando rondas podremos disfrutar aún más de un Saúl que seguramente se vaya viniendo arriba según vaya avanzando el torneo. Ya demostró el pasado verano con la selección sub21 que es capaz de tirar del carro y no le importa que los focos le apunten a él mientras el equipo haga las cosas bien.

En aquel campeonato europeo, Marco Asensio parecía que estaba llamado a ser la gran referencia de España. Sin embargo, un espléndido Saúl fue creciendo, demostrando que es un jugador de mucha categoría y experiencia para dirigir a su equipo hacia la victoria. Su actuación más estelar fue la de las semifinales, ya que con un impresionante hat-trick acabó con una Italia que se las prometía muy felices ante los nuestros.

Si bien es cierto que en la final poco pudo aportar ante una Alemania que venció por 1-0, Saúl termino el Europeo con nada menos que 5 goles, siendo el máximo anotador del torneo con dos tantos de diferencia sobre el resto de rivales.

Este fue, sin duda, uno de los mejores momentos deportivos de un futbolista al que aún le queda mucho por crecer, siendo muy difícil anticipar donde estará su techo. Desde luego que tiene cualidades para triunfar allá por donde vaya y en este mismo Mundial podrá demostrarlo con una de las selecciones favoritas, que seguramente necesitará de su ayuda para lograr el tan ansiado título de campeón por segunda vez en su historia.

Otro de sus grandes momentos desde que es futbolista, este más a nivel personal, lo vivió el pasado mes de octubre. El rojiblanco visitaba al equipo de su ciudad natal, Elche, en la eliminatoria de Copa del Rey en la cual el Atlético de Madrid y los ilicitanos se disputaban pasar a los octavos de final.

En la ida, el Elche decidió hacerle un homenaje a un Saúl que pasó por los infantiles de ese club. Los blanquiverdes le entregaron un obsequio ante la atronadora ovación de un Martínez Valero al que el jugador ilerdense siempre ha demostrado tener mucho cariño. Un momento único y emotivo que sirvió para hermanar aún más, si eso se puede, a Saúl y al Elche.

Allí fueron los inicios de un niño que pasó dos años por la cantera del Real Madrid para luego acabar en el club de su vida, el Atlético de Madrid. Un futbolista querido allí por donde va, muy noble y con las ideas muy claras de lo que su equipo necesita tanto dentro como fuera del campo. Esa personalidad le ha hecho un hueco entre los pesos pesados del vestuario del Atleti y poco a poco lo va haciendo en una selección que espera aún por ver los mejores años de un jugador que podría ser una de las revelaciones del próximo Mundial.

Tanto desde Elche, como desde el Atlético de Madrid, y en general en todo España, estarán muy atentos a la participación que Saúl Ñíguez pueda tener a las órdenes de Julen Lopetegui. Hasta el momento ha aprovechado bien sus oportunidades, lo que le lleva a ser uno de los hombres más importantes de una selección que aspira a llegar muy lejos en un Mundial que ilusiona y mucho a la rejuvenecida plantilla española.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *