Browse By

La escuela de verano municipal atendió a 179 niños

La escuela de verano municipal, que el Ayuntamiento ha puesto en marcha a través de la concejalía de Bienestar Social, ha cerrado sus puertas atendiendo a 179 niños, de los que 44 estaban exentos de pago por pertenecer a familias usuarias de los Servicios Sociales municipales avaladas por informes técnicos o bien ser niños que se encontraban en acogimiento familiar.

En la escuela, que se ha celebrado en el CEP Salvador Ruso y en el CEIP Acequión, han participado niños escolarizados en educación Infantil o en Primaria en la localidad y se han ocupado 280 plazas en los meses de julio y agosto. De ellas, 248 también han sido de comedor, de las que han estado subvencionadas 234 por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

Los niños celebraron el fin de la escuela con un festival, en el que estuvo presente la edil de Servicios Sociales, Fabiana Ibarra, en el que bailaron y cantaron alrededor de la temática de ‘El monstruo de colores’.

La empresa adjudicataria del servicio preparó durante estos meses un programa de actividades de tiempo libre y ocio bajo el lema “Un verano lleno de emociones” con este orden del día: a primera hora de la mañana, de 9 a 9:30 se reunían en asamblea y los monitores les contaban todo lo que iban hacer en el día; de 9:30 a 10:30 se practicaba ejercicio físico a través de actividades diferentes -deporte, expresión corporal, juegos…-; de 10:30 a 11:00 se almorzaba y jugaban un rato; a las 11:00 y hasta las 12:15 se realizaban los talleres plásticos, entre ellos un móvil de animales, un hombrecillo de hojalata, marionetas de palos, murales, marca páginas, monstruos de plastilina, goma eva o fieltro. Un día a la semana durante esta hora se llevó a cabo también la actividad: “aprendemos inglés”, donde se repasaban algunas palabras sobre los sentimientos y se hacían juegos como el ahorcado o el quién es quién en ese idioma; de 12:15 a 13:30, los niños se daban “el remojón” haciendo juegos en la piscina y mojándose con la manguera; después se cambiaban de ropa y hacían algún juego; a las 14:00, se iban los niños de casa mientras que los del comedor se preparaban para entrar a comer lavándose las manos; a las 14:10 comenzaba el turno del comedor, primero los niños de Infantil y luego los de Primaria. La variedad en el menú e inculcar buenos hábitos alimentarios y buen comportamiento en la mesa han sido los objetivos de este servicio de comedor.

Además de las actividades diarias, durante la escuela se han hecho dos excursiones, una a la piscina y otra al Centro Cultural Virgen del Carmen, donde los niños representaron una obra de teatro llamada ‘Emociones’ que fue preparada por los monitores.

Caballito de mar

Durante el mes de julio se celebró también la Escuela de Verano Caballito de Mar en la que participaron seis alumnos de entre 3 y 17 años escolarizados a lo largo del curso en aulas específicas con discapacidad. Esta escuela, que viene funcionando desde hace nueve años y éste se celebró en el CEIP Habaneras, estaba incluida en el pliego administrativo de la Escuela Municipal de Verano como una mejora, de forma que al ser ofertada por la empresa adjudicataria, Serlicoop, S.L., las familias no tuvieron que abonar nada.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *