Casino Online Betway

Browse By

Socorristas de DYA denuncian la precariedad laboral y sanitaria en el servicio de playas

equipo-de-dya-a-principios-de-temporadaUn grupo de trabajadores y ex trabajadores del servicio de socorrismo de las playas de Elche (DYA) han declarado esta mañana en rueda de prensa la situación en la que han desempeñado su trabajo este verano.

Antes de hacer pública esa denuncia, han puesto en conocimiento del Ayuntamiento de Elche y de VisitElche las condiciones en las que se ha prestado el servicio, que consideran que no han sido las más adecuadas.

El pasado lunes dirigieron través del Registro Municipal a la coordinadora de VisitElche, la concejala de Turismo y el alcalde de Elche un escrito trasladándoles todo lo que han vivido este verano, que no ha sido un hecho aislado.

El escrito que registraron el lunes está apoyado, firmado, por 13 trabajadores del servicio.

Durante todo el verano han trabajado en unas condiciones que desde su experiencia consideran que no son las más idóneas, ni para los socorristas ni para los bañistas.

Durante toda la campaña de baño, de junio al pasado domingo, el servicio se ha prestado en unas condiciones que creen están, en recursos disponibles, por debajo de los que el Pliego de Prescripciones Técnicas de la contratación que el servicio marca.
De este modo:

1. Prácticamente en todas las playas y en la mayoría de días de servicio, el número de socorristas ha sido inferior al contemplado en ese pliego. Las playas de Elche disponen de cinco puestos de socorro, al que se suma uno más adicional en la playa del Carabassí. Éste puesto se ha cubierto todo el verano con socorristas de otros puestos, dejando estos últimos con menos socorristas. Playas como El Altet, el Carabassí o El Rebollo no han tenido nunca prácticamente el número de socorristas previstos en el contrato firmado.
Incluso, en la playa del Carabassí, en agosto, más del 80% de los días hubo menos socorristas de los contemplados en el pliego.

2. Por otro lado, todos los días de la temporada de baño, tanto en la primera como en la última hora del servicio, los puestos han tenido tan sólo, como mucho, dos socorristas, por debajo obviamente de lo necesario y de los estipulado en el pliego que rigió la contratación del servicio.

3. A esa falta de socorristas se ha unido el hecho que no se ha contado ningún día en toda la temporada de baño con las motos acuáticas exigidas. Debería haber una moto acuática por puesto. Sin embargo, el número máximo operativas, es decir listas para funcionar, ha sido de tres. La playa del Carabassí y del Rebollo nunca han tenido una moto acuática. En junio, el servicio comenzó a funcionar con 2 embarcaciones de ese tipo, que es la misma cifra con la que se ha acabo de prestarlo ya que, pese a que pasada la mitad de la temporada se trajo de urgencia una moto, sufrió una avería por lo que quedó inoperativa. Hay que tener en cuenta que esas motos acuáticas, entre otros aspectos, son muy importantes para afrontar rescates complicados de bañistas.
Durante los meses de julio y agosto, en las playas de Elche sólo han estado operativas dos motos acuáticas: una en la playa de Arenales del Sol y otra en la de La Marina. Ni el puesto de El Altet, ni el del Carabassí ni el de la playa del Rebollo han tenido contado con esa dotación.

4. Según el Pliego de Prescripciones Técnicas del servicio, deberían haber existido cinco patrones de embarcaciones diarios. Sin embargo, como en el caso del número de socorristas, no se ha cumplido prácticamente ningún día.

5. La falta de socorristas no es una cuestión menor porque si falta un socorrista, como ha ocurrido la mayoría de días del verano, el puesto de vigilancia se queda cojo, impidiendo poder realizar paseos de vigilancia, que es más que recomendable realizarlos en pareja. El motivo es que, si hay menos socorristas, en muchísimas ocasiones, si se hacen los paseos en pareja se tiene que dejar desasistido, cerrado, el puesto de socorro.

6. Han faltado socorristas y motos acuáticas, pero también hemos tenido, un año más, puestos sin luz ni agua. El agua, y caliente, es básica para poder atender las heridas, por ejemplo, de pez araña y medusas, tan comunes todos los veranos. Ante esa falta de recursos para atender esas circunstancias el ingenio es muchas veces el único camino que nos queda a los socorristas para atender a los bañistas.

7. A todo lo que han explicado, se une el hecho de que este año ha habido compañeros que, aún estando contratados para trabajar en el servicio de socorrismo de las playas de Elche, han sido finalmente derivados a otras actividades, también relacionadas con el trabajo de socorrista, que nada tenían que ver con el servicio contratado por el ayuntamiento.

8. Este año, el servicio comenzó en junio, siendo este un mes en el que, durante los primeros quince días, fueron cubiertos únicamente gracias al tremendo esfuerzo de todos los socorristas contratados. La razón es que, la falta de personal, les obligó a los socorristas disponibles en esas fechas a trabajar 15 días sin descanso, a razón de 10 horas diarias. En su conjunto, realizamos 240 horas, 80 horas más que una jornada regular en un mes. Y por esa cantidad de horas extras se mes abonó unos 180 euros, cobrando además esa primera nómina de la temporada dos meses después de haber comenzado a trabajar y tras la denuncia publicada en un blog digital, a partir de la que también se trajo de urgencia una tercera moto acuática.

9. Hemos trasladado al ayuntamiento otras circunstancias de las que han tenido conocimiento como la falta muchísimos días del personal requerido en las ambulancias del servicio de playas o el hecho de que los desfibriladores para los puestos de socorro muchos días han llegado tiempo después de que el servicio hubiese comenzado, es decir, después de las diez de la mañana.

Todas esas carencias, e incluso deficiencias, han sido suplidas siempre por el excelente trabajo y predisposición de todos los compañeros que han formado parte del servicio de socorrismo. Pese al malestar que han padecido no han querido denunciar públicamente hasta acabar la temporada de baño para evitar poder crear un clima que quizás podría haber perjudicado la prestación del servicio.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *