Betway-Casino-ES-2018-Welcome-Banner

Browse By

MEDIDAS DE SEGURIDAD POR LA ROTURA DE CRISTALES DEL OBELISCO DE LA RAMBLA. (Crevillent)

34306154(Crevillent) Este fin de semana, de nuevo han actuado los intolerantes que no respetan y que se ceban en las instalaciones públicas municipales. En un acto vandálico han roto dos cristales del obelisco y la semana anterior ya habían roto otros dos. Desde el Gobierno Municipal lamentamos y  condenamos enérgicamente estos actos vandálicos que van contra el interés de todos los crevillentinos.

Sólo desde la intolerancia se pueden entender estos actos producidos por algunos extremistas radicales que no aceptan uno de los hitos más importantes que tiene Crevillent, como culminación a las obras de urbanización de la Rambla del Castellar que todos recordamos que era un espacio totalmente degradado y abandonado.

Pues bien, hay algunos intolerantes que no perdonan al PP la magnífica aceptación por parte de todos los crevillentinos de esta obra que ha supuesto un antes y un después en el urbanismo de esta población y el obelisco es el eje sobre el que pivota toda la urbanización, siendo un reclamo turístico de la población, al mismo tiempo que vertebra la comunicación norte-sur de la Rambla y cuando se desarrolle la construcción de los solares pendientes de construir, con sus urbanizaciones previas, en las que se ganará muchísimo espacio verde para la población, también articulará el tránsito este-oeste, conectando la calle Guillermo Magro y Santísima Trinidad.

Se están tomando las medidas oportunas para evitar que se repitan estos actos vandálicos y haciendo las averiguaciones para determinar la autoría y responsabilidades, no  descartándose ninguna medida, incluida la posibilidad de instalación de cámaras de videovigilancia en esta infraestructura pública y en otros edificios municipales.

También se están haciendo las gestiones oportunas para de manera inmediata reponer los huecos que se han producido con la rotura de los cristales y que la instalación adquiera la estética que tenía antes de los actos vandálicos y pueda continuar funcionando con el atractivo turístico que algunos intolerantes están empeñados en destrozar, a pesar del riesgo penal que corren al cometer atentados contra los edificios e instalaciones públicas. (Crevillent)


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *